Niños y tecnología: consejos para padres en la era digital

Niños y tecnología: consejos para padres en la era digital

Hoy os compartimos un artículo muy interesante de la Fundación FAROS del Hospital Sant Joan de Déu:

En un tiempo en que los niños están creciendo en un mundo digital, es importante ayudarles a aprender a hacer un buen uso de las tecnologías. Las ventajas de estos dispositivos, si se utilizan de manera apropiada, pueden ser grandes, pero los estudios han revelado que pasar tiempo cara a cara con la familia, los amigos y los profesores cumple una función fundamental en promover el aprendizaje y el desarrollo saludable de los niños.

Los padres y madres juegan un papel fundamental en este aprendizaje y hay que recordar que se debe aplicar a las pantallas y los entornos digitales las mismas pautas de crianza y sentido común que aplicamos en los entornos reales.

El peligro de utilizar las pantallas como chupete emocional

Los pediatras advierten del peligro de utilizar las pantallas para calmar a un niño. Es cierto que el móvil puede ser muy efectivo para mantener a los niños tranquilos y callados, pero no debe ser la única forma en que los niños aprendan a calmarse. Los niños necesitan que se les enseñe cómo identificar y manejar sus emociones. Si de pequeños no les enseñamos a tolerar pequeñas frustraciones, se dificulta que aprendan a autorregularse, y luego tenemos niños y adolescentes incapaces de contener sus emociones o de expresarse de manera correcta.

¿Cómo tenemos que educar a los niños en el uso de las pantallas digitales?

La Academia Americana de Pediatría (AAP) acaba de hacer pública una serie de recomendaciones, que complementan las que ya se publicaron en el 9º Informe FAROS sobre cómo educar a los niños en el entorno digital, para ayudar a las familias a manejar mejor el uso de los medios digitales y evitar las situaciones y problemas que vienen detectando en sus consultas,y que pueden comprometer el bienestar físico, psíquico o emocional de los menores.

  • Cread vuestro plan familiar en el entorno digital. El consumo digital debe hacerse de acuerdo con los valores y el estilo de crianza de su familia. Cuando este consumo se hace reflexivamente y de forma adecuada, puede mejorar la vida diaria. Pero cuando se hace sin pensar y de forma inadecuada, puede reemplazar actividades importantes, tales como la interacción personal, el tiempo para la familia, el juego al aire libre, el ejercicio y el tiempo de inactividad para estar desconectado y para dormir.
  • Administrad el mundo digital como lo haríais con cualquier otro entorno en la vida de vuestro hijo. Las mismas pautas de la crianza que se aplican en el mundo real, se aplicarán en el virtual. Fijad límites; los niños los esperan y los necesitan. Conoced a los amigos de sus hijos, tanto en línea como en la vida real. Sed conocedores sobre qué plataformas y aplicaciones están utilizando, qué sitios visitan en la red y qué conducta tienen cuando están en línea.
  • Fijad límites y animadlos a tener tiempo de recreo. El uso de la tecnología, como el resto de las actividades, debe tener límites razonables. El juego no estructurado y fuera del mundo digital estimula la creatividad. Haced del tiempo libre de dispositivos digitales una prioridad diaria, especialmente para los niños más pequeños.
  • Ver pantallas no debe ser siempre una actividad solitaria. Ver una pantalla juntos, jugar juntos y compartir con los hijos las actividades que realizan con sus pantallas, fomenta la interacción social, el aprendizaje y refuerza vínculos. Jugad a videojuegos con vuestros hijos. Es una buena forma de mostrarles un buen espíritu deportivo y las normas de un buen juego. Mirad un programa con ellos y tendréis la oportunidad de compartir sus propias experiencias y perspectivas de la vida, así como darles consejos. No os limitéis solo a supervisar el tiempo que pasan en línea, participad con ellos para poder estar al día de lo que hacen y ser parte de sus actividades.
  • Sed un buen ejemplo. Enseñad y seguid un ejemplo de amabilidad y de buenas maneras en línea. Los niños son grandes imitadores, así que limitad también vuestro propio uso en el entorno digital.
  • Valorad la comunicación cara a cara. Los niños más pequeños aprenden mejor a través de la comunicación bilateral. Las conversaciones pueden ser cara a cara, o si es necesario, por chat de vídeo, cuando un padre tiene que viajar o con un abuelo que vive lejos. Los estudios de investigación han demostrado que la comunicación bilateral mejora las destrezas del lenguaje, mucho más que el escuchar pasivamente o la interacción unilateral con la pantalla.
  • No permitáis que los niños pequeños y menores de 18 a 24 meses utilicen medios digitales con excepción de vídeo llamadas. Usad los medios digitales juntos con niños entre 18 y 24 meses de edad porque ellos aprenden cuando miran y hablan con el adulto. Limitad el uso de pantallas de los niños en edad preescolar, entre 2 y 5 años, a solo una hora al día de programación de alta calidad. Mirad los programas juntos con los niños pequeños tanto como podáis. Los niños pequeños aprenden más de las experiencias reales que lo que aprenden en una pantalla.
  • Cread zonas libres de tecnología. Aseguraros de realizar las comidas en familia y otras reuniones sociales, así como tener las habitaciones de los niños libres de pantallas. Apagad la televisión si no se está mirando ya que el ruido de fondo puede interferir con el tiempo que estáis pasando frente a frente con vuestros hijos. Recargad los dispositivos durante la noche fuera de las habitaciones para ayudar a los niños a evitar la tentación de usarlos cuando deberían estar durmiendo. Estos cambios fomentan el tiempo en familia, hábitos alimenticios más saludables y un mejor sueño.
  • Realizad una investigación de las aplicaciones. Más de 80.000 aplicaciones se etiquetan como educativas, pero pocos estudios de investigación han revelado su valor real. Los productos que se promocionan como «interactivos» deben requerir más que «pulsar y tocar el panel táctil». Revisad las opiniones de organizaciones como Common Sense Media (Productos mediáticos con sentido), y leed las reseñas sobre aplicaciones apropiadas para cada edad, juegos y programas que os guíen en el momento de elegir los mejores productos para vuestros hijos.
  • Es normal que vuestro hijo adolescente esté en línea. Las relaciones en línea son parte del desarrollo de un adolescente típico. Las redes sociales pueden ayudar a los adolescentes a explorar y descubrir más sobre sí mismos y para identificar su lugar en el mundo de los adultos. Solo hay que asegurarse de que se comporta de manera apropiada en el mundo real y en el virtual. A muchos adolescentes se les debe recordar que las configuraciones de las plataformas de privacidad realmente no hacen «privado» el contenido y que las imágenes, pensamientos y comportamientos que los adolescentes comunican en línea pasan a ser parte de su huella digital de manera permanente. Mantened la comunicación abierta y hacedles saber que cuentan con vosotros si tienen preguntas o inquietudes.
  • Advertid a los niños sobre la importancia de la privacidad y los peligros de los depredadores y la práctica del «sexting». Los adolescentes deben saber que una vez que el contenido es compartido con otros, no podrán borrar o deshacerse de ellos por completo. Esto incluye enviar mensajes de texto con imágenes indebidas. También deben estar enterados sobre la forma de configurar las opciones de privacidad, y se les debe advertir que los depredadores sexuales con frecuencia utilizan las redes sociales, los chats, correos electrónicos y juegos en línea para contactar y explotar los niños.

Hay que tener presente que los niños cometerán errores usando los medios digitales. Intentad gestionar estos errores con empatía y convertid el error en una lección aprendida. Pero algunas indiscreciones, como el «sexting» (envío de contenido erótico), hostigamiento, o enviar imágenes haciéndose daño a sí mismos, pueden ser señales de alerta que indican problemas futuros. Los padres deben hacer una mirada más atenta a los comportamientos de sus hijos y, si es necesario, conseguir el apoyo de un profesional, incluyendo el de su pediatra.

Acceso a las fuentes de consulta:

https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/ninos-tecnologia-consejos-padres-era-digital

Las nuevas tecnologías en niños y adolescentes. Guía para educar saludablemente en una sociedad digital. 9è Informe FAROS. Hospital Sant Joan de Déu. [Fecha de consulta: 06/06/2019]

Els nens i la tecnologia: consells per als pares en l’era digital. Healthy Children. [Fecha de consulta: 06/06/2019]

Los pediatras alertan a los padres: no usen el móvil como chupete emocional. La Vanguardia. [Fecha de consulta: 06/06/2019]